Sólo un 10% podrá acceder a cobrar las ayudas directas debido a las duras condiciones del Gobierno

Con toda probabilidad, sólo un 10% de
los autónomos cobrarán las ayudas directas

Sólo un 10% podrá acceder a cobrar las ayudas directas debido a las duras condiciones del Gobierno

Tras dieciocho duros meses de pandemia, con toda probabilidad, sólo el 10% de los autónomos cobrarán las ayudas directas, a causa de las “duras y estrictas” condiciones impuestas por el Gobierno. Desde la hostelería al taxi, muchos sectores exigen que se modifique ya el Real Decreto 5/2021 para que las subvenciones lleguen realmente a los negocios. 

Los expertos advierten que las comunidades van a tener que devolver, con casi total seguridad, buena parte de lo presupuestado porque apenas hay negocios capaces de cumplir las condiciones de acceso, como tener facturas pendientes a 31 de mayo, no tener deudas con la Administración, pertenecer a uno de los CNAEs establecidos por norma o no haber tenido pérdidas en 2019.

De hecho, se prevé que estas ayudas no alcancen a cubrir ni a tan si quiera 300.000 de los 3,3 millones de autónomos que hay en España, menos del 10%. Diferentes sectores clave para nuestra economía y que se vieron muy dañados por la crisis, como la hostelería, el comercio, el taxi, las agencias de viajes o el ocio nocturno, aseguran sentirse “decepcionados” ante unas ayudas directas, “que no están ayudando a la mayoría de negocios que lo necesitan”. En algunas actividades, como el taxi, hasta un 99% de los trabajadores por cuenta propia podrían quedar excluidos. El paquete de subvenciones no sólo ha llegado con lentitud a las comunidades autónomas, sino que, además, tal y como está diseñado, no llegará a la gran mayoría de autónomos y negocios que se han visto afectados por la crisis. 

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) lleva meses solicitando que se modifique el Real Decreto 5/2021, ya que los autónomos que estén al corriente de pago con todos sus proveedores no van a poder acceder a las subvenciones que lleva meses prometiendo el Gobierno aunque necesiten ese dinero para sobrevivir.  

Entre un 97% y un 99% de los taxistas podrían quedar fuera de las ayudas directas

El sector del taxi ha prestado sus servicios desde el principio de la pandemia. A pesar de ello, los autónomos del sector llegaron a soportar caídas de la actividad de más del 75%. Ahora, tras el levantamiento de las restricciones, los taxistas recuerdan que su negocio no se ha recuperado del todo, y la situación sigue siendo agónica.  

A esto hay que añadir que el ocio nocturno sigue cerrado, y el turno de noche supone, para muchos, la mayor parte de su facturación. Buena parte de los clientes del sector son, a su vez, clientes de otros sectores.  Al haberse restringido la actividad de bares, cafeterías, restaurantes y, sobre todo, discotecas, la situación de muchos taxistas se ha tornado insostenible. 

Ni un 5% de los comerciantes han logrado acceder a las subvenciones 

El comercio es una actividad compuesta por todo tipo de tiendas, desde electrodomésticos hasta alimentación o textil, y se ha visto afectado de forma muy diferente a lo largo de esta crisis. Algunos negocios pudieron permanecer abiertos mientras otros tuvieron que bajar la persiana. En todo caso, el COVID-19 fue la puntilla para un sector que ya venía de una situación delicada, con grandes caídas en la facturación.  

Ahora, que muchos pensaban que iban a recibir una mínima compensación, las condiciones han dejado fuera a la mayoría. “La complejidad y lo reducido de los importes a cobrar hacen, no ya que los autónomos del comercio queden excluidos, si no que ni si quiera intenten acceder. 

Tras meses de pandemia, los comerciantes siguen sin cobrar las ayudas por los requisitos, por el retraso y ambigüedad de su paso a las Comunidades Autónomas. También por su gestión interna y porque España se ha cerrado para realizar cualquier trámite desde primeros de julio, apuntó Moreno

Casi ningún hostelero cobrará las ayudas directas, a pesar de haber gastado todos sus ahorros 

Los hosteleros de casi todas las comunidades españolas llevan dieciocho meses soportando restricciones en la actividad y en sus horarios.  Según los últimos datos de los Indicadores de Actividad del Sector Servicios del INE (Instituto Nacional de Estadística) la cifra de negocios de la hostelería descendió en 2020 un 51,4% respecto al año anterior. Lo que supone una pérdida de aproximadamente 67.000 millones de euros, respecto a la facturación que se alcanzó en 2019.

Por ello, los hosteleros no entienden que ahora, después de meses pidiendo un plan de rescate al sector, y ayudas directas, se penalice con criterios como el de tener deudas pendientes, que han provocado “que las subvenciones no lleguen a casi nadie.

Las pocas agencias de viaje que accedan a las ayudas tendrán que devolver la mayoría del dinero

Las agencias de viaje han sido quizás el sector -junto al ocio nocturno- más afectado por las restricciones desde que el pasado mes de marzo de 2020 se decretara el estado de alarma. A diferencia de otras actividades, las agencias de viaje no han tenido ni un solo respiro en un año y medio. A pesar de ello, cientos de autónomos y empresarios al frente de agencias viaje han sido éticos y profesionales y han intentado pagar por todos los medios a sus proveedores. Y, por el momento, ese simple motivo va a hacer que en muchos casos no cobren nada.

Parece que las subvenciones van dirigidas, fundamentalmente, a cubrir préstamos ICO y aliviar el riesgo financiero del Estado. Además, los pocos que logren cobrar tendrán que pagar una parte de estas minúsculas ayudas en la RENTA. Con lo cual, de lo poco que se pague, habrá una buena parte que volverá al Estado, ya sea por medio de los autónomos o de las CCAA que devuelvan el dinero no utilizado. 

Siete de cada diez negocios de ocio nocturno quedarán fuera de las ayudas

Los autónomos al frente de discotecas y locales de ocio nocturno han estado desde el principio de la pandemia en el foco de todas las restricciones. Muchos de estos negocios ni si quiera han logrado abrir un año y medio después. De hecho, las discotecas y bares de ocio nocturno han soportado unas pérdidas medias mensuales de hasta 30.000 euros. Que, por dieciocho meses, darían unas pérdidas totales de 540.000 euros. A pesar de ello, la mayoría del sector podría quedar excluido de estas subvenciones.

Si un empresario al frente de una discoteca, después de toda una crisis sin poder abrir, gastando miles de euros cada mes, decide cumplir y cubre sus deudas, no cobrará ni un euro. Si empeña su patrimonio para mantener su negocio, quedará excluido”.

Las ayudas son un laberinto para los autónomos y son conceptualmente incompatibles con su propio objetivo, que debería ser ayudar a cubrir las pérdidas, si has cubierto estas pérdidas, no puedes cobrar ayudas.

Por todo ello, la mayoría de los negocios quedarán directamente excluidos de las subvenciones. Y el 30% que logre acceder verá cubierto apenas un 15% de sus pérdidas.